TELEFONOS DE CONTACTO
022 247 548 / 0995 180 337
HORARIOS
Lunes a Viernes

Albinismo ocular: ¿cómo afecta a la vista?

El albinismo es un trastorno genético hereditario que afecta a los genes encargados de sintetizar la melanina, responsable de la pigmentación o coloración del cabello, piel y ojos, que se da tanto en seres humanos como en animales.

Se estima que en España podrían existir en torno a 3.000 personas con algún tipo de albinismo y 1.200 con albinismo ocular.

Pues bien, el albinismo está muy relacionado con la falta de agudeza visual y ese es el motivo de esta entrada.

¿Qué tipos de albinismo existen?

El albinismo lo podemos clasificar por la zona de aparición:

  • localizado – afecta a una determinada parte del cuerpo. En el caso de afectar sólo a los ojos se conoce como albinismo ocular.
  • generalizado u oculocutáneo – afecta a todas las partes del cuerpo donde debería haber melanina. Es el más frecuente en la población y se caracteriza por una apariencia física muy peculiar en la que el color de la piel, ojos y pelo carecen de pigmentación.

Por tanto, los ojos se ven afectados por la falta de melanina tanto en los casos de albinismo localizado ocular como en los casos de albinismo generalizado oculocutáneo.

Efectos del albinismo ocular sobre la vista

El albinismo es una condición genética que a nivel ocular está caracterizada por un desarrollo inadecuado de la retina y por unas conexiones nerviosas anómalas entre el ojo y el cerebro. Por eso, la forma más clara de examinar si una persona tiene albinismo es mediante un examen ocular realizado por un especialista oftalmólogo.

Nervio óptico en albino

Es en el área de la retina (fóvea) que nos proporciona la agudeza visual donde radica el principal problema de las personas con albinismo ocular dado que ésta no se desarrolla correctamente por la falta de melanina en los ojos del bebé antes de su nacimiento.

Pues bien, a nivel ocular sabemos que una persona con albinismo puede presentar las siguientes condiciones:

  • Baja agudeza visual y visión reducida, sobre todo en periodos nocturnos o de poca luz.
  • Defectos refractivos: miopía, hipermetropía y astigmatismo
  • Sensibilidad extrema a las luces y resplandores. Es lo que se conoce como fotofobia.
  • Visión en tres dimensiones limitada derivada de la conexión anómala entre retina y cerebro.
  • Movimiento involuntario de los ojos (nistagmus) y estrabismo.
  • Falta de visión binocular.

 

En general, percibir la imagen adecuadamente y además hacerlo en tres dimensiones es algo prácticamente imposible para una persona albina. Esto se debe a la conexión cruzada entre retina y cerebro que ya mencionábamos.

Y es que la ruta habitual que deberían seguir los nervios que van desde la zona posterior de los ojos hasta el cerebro no es la usual en pacientes albinos sino que se encuentra alterada.

Dependiendo de la persona y del tipo de albinismo hablaremos de unas anomalías visuales más representativas que otras. En general, cualquier persona albina tendrá una visión algo borrosa o muy deficiente con falta de profundidad y escaso contraste.

Sin embargo, es importante mencionar que la mayor parte de personas con albinismo ocular han desarrollado esta condición a partir del gen del cromosoma X, es decir, ocurre solamente en varones. De hecho, la madre que tiene este gen tiene el 50% de probabilidades de que su hijo nazca con albinismo ocular.

El albinismo es una afección cuya transmisión se encuentra genéticamente ligada al sexo.

El albinismo suele afectar a los ojos y ocasionar severos problemas visuales.CLIC PARA TUITEARLO

¿Cómo se tratan los problemas visuales de personas albinas?

La visión reducida será tratada por parte del oftalmólogo con la prescripción de gafas o lentes de contacto adaptadas a las circunstancias de cada paciente. Las lentes de contacto se utilizarán en caso de anisometropía (diferencia de graduación de más de tres dioptrías entre ambos ojos).

La cirugía es otro de los tratamientos de los pacientes con albinismo ocular sobre todo en los casos de estrabismo.

Para la alta sensibilidad a luces fuertes y a los propios rayos del sol, los oftalmólogos aconsejan el uso de gafas de sol en este tipo de ambientes, que serán, además, graduadas para mayor comodidad del paciente.

En definitiva, tanto el albinismo ocular como el oculocutáneo presentan una serie de problemas visuales característicos, debido a la falta o escasez de melanina y por tanto de pigmentación, especialmente en el área de la retina. Será el oftalmólogo quien realice un examen visual exhaustivo del paciente para determinar sus necesidades concretas, plantear un tratamiento e intentar solucionar en la medida de lo posible su problemática.

Por: Ocuret2018
En: Sin categoría
0
Ocuret2018

Requiere ayuda? Contáctenos. whatsapp