TELEFONOS DE CONTACTO
022 247 548 / 0995 180 337
HORARIOS
Lunes a Viernes

Centro Oftalmológico

 

Obstrucción de Vías Lagrimales

Si el ojo lagrimea de forma continuada, puede llegar a ser muy molesto, llegando incluso a interferir en la calidad de vida del paciente, ya que éste siempre tiene que llevar un pañuelo para secarse. Es debido a una obstrucción de la vía lagrimal en alguno de sus puntos, por lo que solo tiene una solución quirúrgica.

 

En caso de haber antecedentes de infección en la vía lagrimal, se puede originar secreción al comprimir el saco lagrimal. También hay obstrucción de la vía lagrimal sin infección. Lo único que existe es el lagrimeo constante. En ocasiones el saco retiene la secreción y puede llegar a aparecer un bulto en la zona.

 

Al no corregir este problema, se puede ocasionar infección de la zona circundante, con el riesgo escaso pero posible, de que se extienda a las zonas próximas al saco lagrimal, y ser potencialmente más grave.

Tratamiento de la Obstrucción de Vía Lagrimal

La Dacriocistorrinostomía es la intervención destinada a corregir la obstrucción de la vía lagrimal. Consiste en crear una vía alternativa para lograr la evacuación de las lágrimas a través de un orificio que se practica en el hueso lagrimal, situado al lado de la nariz. Tiene la finalidad de abrir, ampliar el existente o crear uno nuevo.

 

Generalmente se hace la Dacriocistorrinostomía externa o clásica que consiste en realizar la técnica a través de una incisión en la piel de la zona lagrimal, esta era la más habitual.

 

Las complicaciones son extremadamente raras, pero no descartable en cualquier procedimiento quirúrgico, lo habitual es que no surjan problemas y en algún caso si se vuelve a obstruir se puede repetir el procedimiento.

DESEA SABER DE NOSOTROS O SOLICITAR UNA CITA?

Requiere ayuda? Contáctenos. whatsapp